Fundado en puerto rico

Excelencia_fotos (3 of 4).jpg
 

Deya elevator service inc.

Con más de 50 años ofreciendo servicios en Puerto Rico, somos una empresa de familia con la misión de forjar relaciones comerciales sinceras, de confianza y de respeto mutuo con nuestros clientes. Integrada hoy por una segunda generación de nuestra familia, en DEYA hemos crecido vigorosamente, logrando ubicarnos entre las primeras y más respetadas empresa de nuestra industria y atendiendo a sobre 2,700 unidades de servicio.

Nuestro experimentado y reconocido equipo de trabajo es nuestro mejor activo y tiene a su disposición la más innovadora tecnología disponible en el mercado. Por eso, la calidad y confiabilidad de nuestro servicio nos ha merecido Ia instalación de uno de cada cinco ascensores en operación en todo Puerto Rico.

 

 

Visión

Somos una empresa de clase mundial especializada en la industria de la transportación vertical. Nos destacamos por ser íntegros, responsables, persistentes, disciplinados y comprometidos con la excelencia. Creamos relaciones de negocios donde todas las partes se benefician.

 
 

 
 
EJEC-EMPLEADOS-40.jpg

Misión

Desarrollarnos continuamente para brindarle a nuestros clientes el mejor servicio de transportación vertical, a través del personal más capacitado y los procesos más eficientes de la industria.

Nuestros valores son: Excelencia, Integridad, Responsabilidad, Disciplina y Persistencia

 

TRAYECTORIA DE ÉXITO

 
 
 
Screen Shot 2017-05-17 at 12.34.59 AM.png
 

Nuestra historia

En el 1954 y con solo unos 18 años de edad, un joven emprendedor lleno de ilusiones y deseos de superación llamado José Guillermo Deyá, decidió dejar su pueblo natal de Ciales para realizar su sueño de estudiar, trabajar y desarrollarse en San Juan, Puerto Rico.

Llevó con él solamente una mochila llena de energías para lograr sus metas y se estableció con familiares para dar sus primeros pasos hacia su futuro. Estudió en la Escuela Vocacional Miguel Such en Río Piedras por un año y, al cumplir los 19, logró trabajar en una compañía de elevadores que ofrecía servicios localmente. En el 1962 y con 23 años de edad, José Guillermo se independizó y comenzó a ofrecer sus servicios de mantenimiento de elevadores, dando así inicio a la historia de éxito de su empresa, Deya Elevator Service Inc.

DEYA tuvo su primera oficina en la marquesina del hogar de José Guillermo, compuesto por su esposa y sus cuatro hijos. Al inicio contaba con un solo empleado: él mismo; pero pronto el servicio de calidad insuperable que ofrecía le permitió contar con el respaldo de clientes nuevos y consistentes. En el 1965 José Guillermo ya tenía múltiples clientes y, ante esto, trajo a sus hermanos a la empresa, a quienes entrenó y capacitó con las bases fuertes que había desarrollado y con su filosofía de servicios de excelencia ante todo. Cuatro de sus hermanos se unieron a él y DEYA empezó a crecer a la vez que crecía la clientela a la que servían. Primero reclutó a otros miembros de su familia, como sobrinos y primos, y luego le dio la oportunidad a jóvenes que como él querían trabajar y tener un mejor futuro; al punto que los capacitaba y les daba las herramientas y oportunidades para estudiar mientras laboraban. Al ser una empresa familiar, la esposa de José Guillermo le dio todo su apoyo y ha trabajado junto a él por más de 53 años.


Grandes clientes aportaron a su crecimiento, como es el Hotel El Conquistador, que lo contrató para la adquisición, instalación y mantenimiento de 25 elevadores y escaleras mecánicas. Pero no solo los clientes le daban el respaldo a Deya Elevator Service, Inc. desde el inicio, también lo hicieron empresas que con sus productos respaldaban su trabajo, logrando tener exclusividad para sus servicios en Puerto Rico.

Pronto después, DEYA comenzó a manufacturar sus propias cabinas de elevadores y creó su taller de electrónica para estar a la vanguardia de la nueva tecnología de la industria. Para el beneficio de sus empleados desarrolló la Escuela de Capacitación, donde se le ofrece educación continua a todo su equipo de trabajo. El adiestramiento de sus recursos, unido a la disciplina y el conocimiento especializado impartido entre ellos, han logrado que DEYA ofrezca sus servicios hasta para elevadores y escaleras mecánicas de otras compañías. La consistencia, evolución y conocimiento de su gran equipo de profesionales en la industria de transportación vertical hizo de su empresa la única que trabaja en Puerto Rico con teleféricos y funiculares desde el 2011. En este año DEYA incorporó estos productos a su línea, logrando exitosamente la instalación del teleférico del Parque Forestal La Marquesa en el municipio de Guaynabo.


Para continuar con su trayectoria de éxito y contra todo pronóstico por la situación económica global existente, DEYA inauguró en el 2014 sus nuevas oficinas ubicadas en Guaynabo. En ese momento, los ejecutivos de la empresa volvieron a apostar por Puerto Rico, y construyeron su nueva cede para beneficio de empleados y clientes, en un lugar estratégico donde lograron incluir todas sus áreas ejecutivas, administrativas y operacionales en una misma sede. El nuevo edificio—el cual José Guillermo considera un "templo de trabajo" para todos los que allí laboran—cuenta con un espacio de 30,000 pies cuadrados distribuidos en dos pisos. En estos la claridad, la integración de nueva tecnología, de luces LED, de acondicionadores de aire de alta eficiencia y de un elevador panorámico ultra moderno de bajo consumo energético constituyen un área idónea para continuar ofreciendo el servicio de calidad que solo DEYA provee.

Tan solo al inicio de 2017, DEYA contó con unas 2,700 unidades de elevadores—a los cuales aún le brinda servicio de mantenimiento—y atendió al 35% de toda la clientela de la isla en este sector. De esta manera, Deya Elevator Service Inc. demuestra la confianza empresarial que siempre le ha caracterizado y se ubica como líder en la industria de transportación vertical en todo Puerto Rico.